Quién Soy?

Me llamo Josefina Mendoza, nací el 16 de mayo de 1992 en Daireaux, un pueblo de 16 mil habitantes que se encuentra al Sudoeste de la Provincia de Buenos Aires. Soy la mayor de 5 hermanos, Pancho (23), Maria (22), Juancito (13) y Valerio (10). Cuando nací mi mamá Natalia tenía 17 años y “Jano” 25, eran jóvenes y estaban al borde de la quiebra a causa de difíciles circunstancias económicas.

Los primeros años de mi vida nos vimos obligados a trasladarnos por diversos pueblos del interior de la Provincia (Pellegrini, Trenque Lauquen, entre otros) en busca de oferta laboral, situación que al cabo de unos años nos llevó a vivir en Daireaux nuevamente. En la familia ya éramos 3 hermanos para ese entonces. La crisis del 2001 nos afectó como a cualquier familia argentina y nos llevó a vivir a una quinta alejada del pueblo, mamá con 27 años había comenzado a estudiar para ser maestra jardinera. Se recibió a fines del 2003 embarazada de Juan que nació en Enero del 2004. Mientras papá trabajaba en el rubro del transporte, mamá daba clases y mis hermanos, Pancho y María, iban a la escuela por la tarde, yo con 11 años cuidaba de Juancito.

Fue así que aprendí diversas responsabilidades y ocupaciones del hogar. A los 12 años elegí ir a un Colegio pupilo, “Del Valle”, ubicado en el Partido de 25 de Mayo, Provincia de Buenos Aires. Era un colegio agro-técnico en el que aprendí diversas tareas (soldar, hacer dulce de leche y queso, manejar un tractor) pero fundamentalmente, aprendí a tomarme con responsabilidad el estudio (lo que me ayudaría luego en mi paso por la Universidad). Al mismo colegio concurrieron mis hermanos unos años después. En mi paso por Del valle comencé a hacer mis primeras experiencias militantes, creando y siendo presidenta del centro de estudiantes en el último año de cursada. Me gradué en 2009 y guardo los mejores recuerdos de mi paso por allí. 2010 fue el año en el que me trasladé a Tandil a estudiar la Licenciatura en Relaciones Internacionales en la Facultad de Ciencias Humanas de la UNICEN. En realidad mi idea de chica era estudiar Cs políticas en la UBA pero en esos momentos a mis padres no les gustaba mucho la idea de que viviese en Capital Federal. Una vez instalada en Tandil conocí a la Franja Morada en el pasillo de la Facultad y al poco tiempo transcurrí a una actividad en el Comité de la UCR. En Tandil distribuía mi tiempo entre estudiar, militar en la Franja y trabajar.

Trabajé desde limpiando casas hasta en la fotocopiadora de la facultad becada por el Centro de Estudiantes. Mis padres siempre me ayudaron económicamente pero, me gustaba la idea de generar ingresos, por pocos que fueran, por mis propios medios. Ya como militante de la Franja Morada fui consejera de carrera, consejera de la facultad y candidata a presidenta del centro de estudiantes. En 2014 me convertí en la primera Vice Presidenta, en 96 años, de la Federación Universitaria Argentina (FUA) teniendo una destacada participación dentro del movimiento estudiantil nacional e internacional por intermedio de la OCLAE (Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes). En el 2016 (y hasta el 2018), el movimiento universitario nacional integrado por distintas fuerzas políticas me eligió para representar al millón ochocientos mil estudiantes de todas las Universidades Nacionales del país, convirtiéndome en la primer presidenta mujer de la FUA, a poco de celebrar los 100 años de la misma.